Un paraíso natural

La situación geográfica y la cercanía del mar de la que disfruta Conil, la convierten en una joya verdaderamente fascinante tanto por su localización como por su condición climatológica. Las temperaturas que se desarrollan en esta pequeña región gaditana son suaves tanto en verano como en invierno, con muchas horas de sol a lo largo del año y precipitaciones espaciosas, ofreciendo una estancia agradable en cualquier época del año.